Oraciones Subordinadas Consecutivas

 

 

 

 

 

            Las subordinadas consecutivas (que fueron diferenciadas de las coordinadas ilativas en esta misma lección) indican la conclusión hiperbólica a que llega el hablante al intensificar en grado máximo un elemento oracional. Se trata, pues, de una consecuencia (basada en la experiencia) que el hablante extrae de algún elemento de la oración que le sirve de inicio: Es un hombre tan inútil que no sabe ni cortar jamón. Esta estructuración consecutiva se basa en el uso de un intensificador y su correspondiente correlato conjuntivo (tan...que, de tal...que, cada...que, etc.). Hasta tal punto es condición indispensable y sintáctica la presencia de un intensificador y de un elemento conjuntivo en construcción correlativa que la falta de alguno de estos elementos provoca que la interpretación sintáctica sea distinta o especial:

·        la eliminación de todo el nexo permitiría expresar la misma idea, pero con otras interpretaciones sintácticas: Es un hombre inútil; no sabe ni cortar jamón; Es un hombre inútil y no sabe ni cortar jamón; Es un hombre inútil; luego no sabe cortar jamón; Si no sabe ni cortar jamón, es un hombre inútil;...

·        La presencia obligada del intensificador en este tipo de oraciones hace que no puedan ser interpretadas como tales las coordinadas ilativas, tradicionalmente incluidas en este tipo oracional bajo la denominación de "consecutivas de principal no intensiva": Es un hombre inútil; por consiguiente, no sabe ni cortar jamón.

·        la eliminación del intensificador solo, presenta dos casos de interés:

o       o bien se convierte a la oración en claramente adjetiva: Es un hombre inútil que no sabe ni cortar jamón,

o       o bien se trata de una consecutiva encubierta tras la apariencia de una sustantiva de atributo [La vecina está que trina = La vecina está (tan enfadada) que trina] o de atributivo [Toca la guitarra que da gusto = Toca la guitarra (tan bien) que da gusto].

·        si lo eliminado es solamente el que desaparece la consecutiva: No iré allí en tren: tan reciente tengo lo del accidente.

·        en construcciones enfáticas y exclamativas, puede no aparecer en el mensaje el segundo elemento oracional: ¡Es tan bueno...! ¡Trabaja tanto...! sin que por ello se pierda el valor consecutivo, ya que se trata de una mera elipsis casi siempre.

 

Sus nexos son los que aparecen en el siguiente cuadro:

 

 

            A la vista del cuadro precedente, los nexos consecutivos podrían ser clasificados en cuatro grupos según las diferentes combinaciones posibles del intensificador y del elemento conjuntivo:

 

Intensificador  + "que"

Las cooraciones subordinadas consecutivas más frecuentes son las estructuradas mediante nexos correlativos con intensificador +   que:

·        tan (tanto, etc.) (...) que: Este chico estudia mucho, tanto que sacará buena nota; Está tan gordo que no cabe por la puerta;...

·        tanto es así que: El hombre es, por naturaleza, mortal; tanto es así que hasta el mismo Jesucristo murió.

·        así...que: El color, la verruga, así le afeaban el rostro que daba miedo verlo.

·        (...) que: La señora está que trina = La señora está (tan enfadada) que trina.

 

Intensificador + "como"

Aunque, como se ha visto y se verá, la conjunción que es la usual de las consecutivas, dos nexos presentan la conjunción  como:

·        de tanto como: Quedó afónico de tanto como gritaba.

·        tan...como para que: Nadie es tan alto como para que no pueda salir por esa puerta.

 

Sustantivo fosilizado + "tal"

Algunos sustantivos han quedado fosilizados por su frecuente uso en oraciones de este tipo, por lo que puede hablarse de nexos no   correlativos con preposición y sustantivo fosilizado intercalado: de tal suerte que, de tal modo que, de tal manera que, en grado tal que, hasta tal punto que,: Corre de tal manera que un día se estrellará.

 

Otros intensificadores

Pese a que las formas tan y tal (con sus variantes morfológicas) son las usualmente utilizadas en las subordinadas consecutivas, presenta la lengua muchos otros elementos morfológicos capaces de asumir la función intensificadora:

·        un (una, etc.) (de)...que: Cayó una de agua que se inundaron las calles; Da unos cortes que lo dejan a uno boquiabierto;...

·        cada...que: Tenía cada ocurrencia que a todos tenía distraídos.

·        lo...que: ¡Lo fuerte que será que él solo lo levantó!

·        de...que: Los muebles brillaban de limpios = de limpios que estaban

·        ¡Qué...que: ¡Qué le habrá hecho que no funciona!

·        ¡Si...que: ¡Si será listo que me quiere hacer creer lo contrario!